MRI Interventions

Normalmente, los neurocirujanos usan la RM antes de la cirugía para planear la trayectoria de la operación basándose en la posición del cerebro en relación con un marco guía que se atornilla al cráneo del paciente.
Pero el cerebro puede moverse antes de que tenga lugar la cirugía, afirma, haciendo que esa RM sea imprecisa. Para comprobar lo que pasa dentro del cráneo de un paciente los médicos tienen que detener la cirugía e incluso sacar al paciente del quirófano.
Para abordar estos problemas, la empresa fabricante de dispositivos médicos Medtronic, por ejemplo, ofrece un sistema de RM en tiempo real para neurocirugía. Pero el sistema más útil que hay en el mercado lo ofrece MRI Interventions, una empresa de dispositivos médicos con sede en Tennessee (EE.UU.).
El sistema de MRI Interventions funciona con escáneres de RM convencionales. Se fija al cráneo una plataforma para guiar a las herramientas quirúrgicas o a los implantes dentro del cerebro, y proporciona un sistema de cuadrícula para decidir la trayectoria. Uno de los materiales con los que está fabricada la plataforma hace que el dispositivo resulte visible al escáner. Software exclusivo de MRI Interventions muestra a los cirujanos dónde están sus herramientas respecto al cerebro del paciente. Esos datos se muestran en una pantalla compatible con la RM para que los cirujanos tengan una visión de lo que sucede dentro del cráneo del paciente, y que no interfiere con el procedimiento de toma de imágenes, un problema asociado con la mayoría de los equipos electrónicos.
Según Robert Gross, neurocirujano de la Universidad de Emory (EE.UU.), “Si el cerebro se ha movido, podrás ver esa variación en la trayectoria”, que usa el sistema junto con láseres médicos para destruir las pequeñas regiones de tejido cerebral que producen ataques en pacientes epilépticos.
MRI Interventions ha instalado 25 de sus sistemas de guiado en tiempo real: dos en Europa y 23 en Estados Unidos. A menudo, los neurocirujanos dependen de que los pacientes estén despiertos durante las operaciones cerebrales para que con su comportamiento puedan proporcionar pistas respecto a si el cirujano está introduciendo una herramienta o dispositivo de tratamiento en el lugar que se pretende. Para algunos procedimientos, la nueva tecnología significa que ya no hace falta mantener a los pacientes despiertos durante la operación.
Los investigadores de la Universidad de California en San Diego (EE.UU.) están usando el sistema de RM en tiempo real para probar si una terapia génica viral que se carga el cáncer puede tratar los tumores cerebrales malignos. “Poder ver la RM mientras la aguja de biopsia está dentro del cerebro hace que los diagnósticos sean más precisos”, explica Santosh Kesari, un neurooncólogo involucrado en el estudio de la terapia génica. “Y cuando intentamos administrar un tratamiento sabemos si lo estamos llevando en condiciones seguras al lugar adecuado”.

Ceuta ejemplo de reducción de listas de espera

El doctor Mario Velarde calcula que el 60% pendiente de operación se refiere a enfermos crónicos.
El Instituto Nacional de Gestión Sanitaria en Ceuta, Ingesa, incorporó un Servicio de Neurocirugía a su cartera de servicios en mayo. Mario Velarde Zevallos, facultativo responsable de este área en el Hospital Universitario, explicó que su equipo ya ha finalizado con la lista de espera quirúrgica para pacientes agudos, es decir, aquellas personas que requerían una intervención urgente. Del total de usuarios que atiende este departamento, el grupo que ya ha sido operado supone el 40 por ciento, calculó este especialista en columna vertebral desde hace 30 años.
Este porcentaje se traduce en 29 usuarios operados y dados de alta en Loma Colmenar con una estancia media de tres días desde que Velarde comenzara su actividad hace tres meses aproximadamente.
Por otra parte, el 60 por ciento restante que está pendiente de operación, está compuesto por pacientes crónicos, lo cual significa que pueden controlar los síntomas con medicación hasta la aplicación de cirugía, señaló el doctor Velarde.
En cuanto a la duración de esta lista de espera quirúrgica, el traumatólogo y neurocirujano evitó realizar valoraciones pero recordó que hasta la implantación de su especialidad en el clínico civil, “Ingesa mandaba a los pacientes a la Junta de Andalucía y ésta está totalmente desbordada”.
A propósito de las listas de espera, el tiempo medio para someterse a una intervención quirúrgica no urgente en el Sistema Nacional de Salud (SNS) ha pasado de 76 a 100 días en el último semestre de 2012, según los datos actualizados a 31 de diciembre publicados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que registran la mayor demora desde que se empezó a contabilizar en 2004. Entre las que más tardan en programar en la península, se encuentra Neurocirugía con 151 días de media.
Sin embargo, según los datos de Control de Gestión del Área Sanitaria de 1 enero a 30 abril de 2013, el tiempo de espera medio para una intervención quirúrgica descendió en Ceuta hasta los 28,72 días, frente a los 72,63 días del mismo periodo del año anterior (43,91 días menos de media, lo que se traduce en una reducción de demora de un 32 por ciento).

Récord de demora en las listas de espera

Cirugía Torácica y Neurocirugía, las que más tardan en programar
La espera media para someterse a una intervención quirúrgica no urgente en el Sistema Nacional de Salud (SNS) ha pasado de 76 a 100 días en el último semestre de 2012, según los datos actualizados a 31 de diciembre publicados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que registran la mayor demora desde que se empezó a contabilizar en 2004.
A finales del año pasado había 571.395 pacientes en lista de espera, un 6,4% más que en junio (536.911). Además, de estos, un 16,5% llevaban más de 6 meses de demora desde que se les prescribió la intervención.
La especialidad que más pacientes en espera tiene es Traumatología (166.302), seguida de Oftalmología (110.812) y Cirugía General y de Digestivo (108.508). En cambio, las que más tardan en programar una operación son Cirugía Torácica (152 días de media), Neurocirugía (151) y Cirugía Plástica (124) y, las que menos, Ginecología (70) y Cirugía Cardiaca (73).
Los cirujanos torácicos y los neurocirujanos son también los que más han aumentado su tiempo de demora, en 45 y 40 días con respecto a junio de 2012. Neurocirugía es, asimismo, junto con Traumatología la especialidad que tiene más pacientes en espera desde hace más de seis meses, con el 24,1 y el 23,08 por ciento respectivamente.
Por otro lado, el informe del Ministerio también refleja un incremento en el tiempo de espera para la primera consulta con el especialista, ya que se ha pasado de 53 a 59 días de demora media.

WhatsApp WhatsApp us
%d bloggers like this: