Muchas incógnitas

El caso de Ashya King, el niño de cinco años con un tumor cerebral al que sus padres sacaron de un hospital de Southampton (Reino Unido) sin el consentimiento de los médicos, aún presenta muchas incógnitas. Según la versión de los King, decidieron llevárselo del hospital para administrarle en otro lugar un tratamiento distinto al que sus oncólogos habían prescrito: la radioterapia de protones. Un tratamiento aún poco común, muy caro y que solo está indicado en algunos tipos de tumor, sobre todo en los que se localizan cerca de estructuras u órganos muy sensibles, como el tronco cerebral, el nervio óptico o la médula.

La ventaja de la radioterapia de protones frente a la de fotones (la convencional, que se usa en la gran mayoría de los casos) radica en que los primeros son capaces de llegar al tumor con mayor precisión y sin dañar los tejidos o los órganos sanos que lo rodean. Los fotones, en cambio, “atraviesan al paciente”, de modo que los tejidos circundantes también reciben radiación, explica Graciela García, oncóloga radioterápica del Instituto Madrileño de Oncología. Esta técnica, sin embargo, solo está indicada en casos muy concretos: “Suelen ser tumores pequeños y localizados, y es raro que se use después de la cirugía”.

Por lo que se sabe del caso a través de las declaraciones del padre, el niño fue operado de un meduloblastoma en Southampton y sus oncólogos indicaron tratarle después con radioterapia y quimioterapia, algo con lo que los padres no estaban de acuerdo por considerar estas técnicas demasiado agresivas.

El meduloblastoma es una forma de cáncer infantil infrecuente aunque no raro, explica Ana Mañas, portavoz de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), y que se trata habitualmente con quimioterapia y radioterapia de fotones. “Estamos muy habituados a tratar estos casos con radioterapia convencional y, a diferencia de lo que ha dicho el padre, que su hijo iba a quedar postrado en una cama si se le administraba, nuestra experiencia es que estos pacientes viven cuando se curan muchos años sin secuelas o con secuelas compatibles con una vida normal”, añade.

Ni en España ni en Portugal existe una instalación de este tipo, que sí se encuentra en la mayoría de países europeos. “Son unos aparatos enormes que ocupan grandes zonas de terreno. No se pueden instalar dentro de un hospital como se hace por ejemplo con un acelerador lineal”, explica García. Mañas añade que se trata de equipos muy costosos, tanto en su instalación (entre 140 y 170 millones de euros), como en su mantenimiento posterior, que requiere de ingenieros y otro personal especializado. La sanidad pública española ha costeado este tratamiento, en Suiza y Francia —con un coste de entre 18.000 y 25.000 euros—, en algunos casos muy concretos, en los que los oncólogos han visto un beneficio claro.

Encuentran al niño con tumor cerebral sacado del hospital por sus padres

La Policía Nacional ha encontrado al niño británico de cinco años que el pasado martes fue sacado sin consentimiento médico por sus padres, ambos testigos de Jehová, de un hospital londinense en el que estaba ingresado por un tumor cerebral.
La familia King ha sido localizada en el hostal Esperanza del núcleo de población de Benajarafe, en el término municipal de Vélez-Málaga. El establecimiento está en la carretera Málaga-Almería y los padres llegaron acompañados de sus hijos. Según fuentes del negocio, la pareja iba con seis niños. No tenían reserva y contrataron dos habitaciones familiares. La Policía se personó en el hostal sobre las 20.00. Además de los agentes, hasta este punto de la Costa del Sol oriental se desplazó una ambulancia para trasladar al pequeño enfermo a un centro hospitalario.
La Interpol había informado a las fuerzas de seguridad españolas de que disponían aproximadamente de doce horas para localizar al niño ya que este portaba una máquina de alimentación con baterías que tienen autonomía para ese periodo de tiempo. Durante toda el día los agentes han estado rastreando teléfonos de familiares así como cuentas de la red social para su localización. Los King se llevaron a su hijo del hospital general de Southampton, en el sur de Inglaterra, en el que Ashya llevaba tiempo ingresado allí y se recuperaba de una delicada operación a la que había sometido apenas una semana antes.
Fue la recepcionista del establecimiento la que dio aviso a la policía ya que había visto en televisión el aviso solicitando ayuda para localizar al niño, informa Efe. Y fue un hijo mayor el que hizo el registro en el hostal y solicitó que abriese el garaje para aparcar el vehículo, que tenía las lunas tintadas. Al introducir el coche la trabajadora se percató de que la matrícula coincidía con la del automóvil que buscaba la policía, por lo que avisó al 091.

Lumbar discectomy haptic simulator

A cognitive task analysis (CTA) was performed to define a realistic and helpful scenario-based simulation. Based on the results a simulator for lumbar discectomy was developed. Additionally, a realistic training operating room was built by Adermann et al.,.
The CTA showed a need for realistic scenario-based training in spine surgery. The developed simulator consists of synthetic bone structures, synthetic soft tissue and an advanced bleeding system. Due to the close interdisciplinary cooperation of surgeons between engineers and psychologists, the iterative multicentre validation showed that the simulator is visually and haptically realistic. The simulator offers integrated sensors for the evaluation of the traction being used and the compression during surgery. The participating surgeons in the pilot workshop rated the simulator and the training concept as very useful for the improvement of their surgical skills.
In the context of the present work a precise definition for the simulator and training concept was developed. The additional implementation of sensors allows the objective evaluation of the surgical training by the trainer. Compared to other training simulators and concepts, the high degree of objectivity strengthens the acceptance of the feedback. The measured data of the nerve root tension and the compression of the dura can be used for intraoperative control and a detailed postoperative evaluation ((Adermann J, Geißler N, Bernal LE, Kotzsch S, Korb W. Development and validation of an artificial wetlab training system for the lumbar discectomy. Eur Spine J. 2014 Sep;23(9):1978-83. doi: 10.1007/s00586-014-3257-3. Epub 2014 Mar 5. PubMed PMID: 24595488.)).
WhatsApp WhatsApp us
%d bloggers like this: