Un neurocirujano confirma que visitó al Papa Francisco

El médico japonés Takanori Fukushima subió a su blog imágenes que así lo demuestran. Según un diario italiano, el especialista detectó en el Pontífice un “tumor benigno” en la cabeza. El Vaticano lo desmintió.

El neurocirujano japonés Takanori Fukushima, a quien se le atribuye estar tratando un tumor en el cerebro al Papa Francisco, dijo que estuvo en el Vaticano dos veces y se reunió una vez con el Pontífice.

El primero encuentro fue en octubre del 2014, gracias a una invitación en el Vaticano para un evento especial. “Pude encontrar al Papa Francisco, escribió Fuskushima en su sitio http://takanorifukushima.com.
El médico también escribió que estuvo en el Vaticano, otra vez, el 28 de enero del 2015, proveniente en helicóptero desde la clínica de San Rossore. En esa ocasión Fukushima durmió en un convento cercano al Vaticano y el día después dijo haberse reunido con algunos arzobispos y el cardenal Angelo Comastri.
Algunas fotos en el blog del médico, confirman sus encuentros.
Está la clásica foto de fin de audiencia general, en la explanada de San Pedro con el papa Francisco. La imagen documenta su visita de octubre de 2014, cuando fue para un evento especial al Vaticano.
En el blog también aparecen las fotos de la visita de enero de 2015: Fukushima aparece en helicóptero sobre un pinar, luego en plaza San Pedro solo, en los corredores vaticanos acompañado por una persona y luego con el cardenal Angelo Comastri que le da la mano y le regala el clásico rosario entregado a los huéspedes del Vaticano. Finalmente se ve al médico en una sala de operaciones, en un hospital romano.
No aclara si atendió al Papa por un supuesto tumor benigno en el cerebro, que la prensa italiana reveló que el pontífice tiene.
El Vaticano negó tajantemente que Francisco tenga un pequeño “tumor benigno” en el cerebro que, según un periódico italiano, le descubrieron hace unos meses.
“La difusión de noticias infundadas es gravemente irresponsable y no es digna de atención”, dijo el portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi.
Ante un centenar de periodistas, Lombardi volvió a desmentir este miércoles la noticia de que el papa está enfermo y precisó que la “verificó” con el directo interesado.
“He hecho las verificaciones oportunas, inclusive con el Santo Padre, quien goza de buena salud”, aseguró Lombardi.

El nombre del doctor Francisco Kovacs aparece en la lista Falciani

El nombre del doctor Francisco Kovacs aparece en la lista Falciani, según acaba de informar el programa ´Al Rojo Vivo´ de la Sexta, que ha tenido acceso a las cuentas del HSBC divulgadas esta semana.
El médico niega cualquier vinculación y anuncia que pedirá explicaciones.
El doctor Kovacs recibe un millón de euros anuales por un contrato con el Govern de José Ramón Bauzá, con el que mantiene una excelente relación. Aparte de esta suma ha recibido numerosas subvenciones de 100.000 euros para su fundación especializada en el tratamiento mediante grapas. Estas técnicas no figuran en el catálogo del Insalud y son consideradas una medicina paralelas por los neurólogos.
Fuente:http://www.diariodemallorca.es/mallorca/2015/02/13/doctor-kovacs-lista-falciani/999173.html

Read more

Juan Francisco Martínez-Lage, Neurocirujano ´Hay que hablar con el paciente, sentarse con él y cogerle la mano´

martinezlageEl doctor Juan Francisco Martínez-Lage ha recibido el Premio Hipócrates 2014 del Colegio de Médicos de la Región de Murcia – La organización hizo ayer entrega de los galardones en la cena de gala del VI Encuentro Colegial, que se celebró en Cartagena.
El doctor Juan Francisco Martínez-Lage, tras 46 años dedicado a la Neurocirugía y más de 8.000 operaciones a sus espaldas, ha recibido este año el Premio Hipócrates 2014 a la dedicación y trayectoria profesional que concede, anualmente, el Colegio de Médicos. Almeriense de nacimiento, estudió Medicina y Cirugía en la Universidad Complutense de Madrid y se formó como especialista en el Hospital La Paz, trasladándose en 1971 a Murcia para participar en la creación del Servicio de Neurocirugía de la Región.
— Recibe el Premio Hipócrates 2014 del Colegio de Médicos a la trayectoria profesional, ¿qué supone para usted este reconocimiento?
—Por un lado, es una sorpresa y un gran honor y, por otra parte, tengo la sensación de que es inmerecido, ya que trabajar en un hospital y en un equipo implica que el premio es de todos y no de una única persona.
— Es uno de los padres del Servicio de Neurocirugía de la Región de Murcia. ¿Cómo fue el proceso de su creación?
—En aquel año había pocos especialistas en España. En 1969, se convocaron unas oposiciones en la que siete ciudades optaban a abrir un Servicio de Neurocirugía. El Dr. Poza era mi jefe y, aunque no es murciano, eligió Murcia. Yo vine con él porque era el único jefe con el que no me daba miedo hablar. Por aquel entones teníamos grandes dioses de la Neurocirugía en España y me producían un miedo reverencial. Sin embargo, con el Dr. Poza tenía plena confianza.
— ¿Cómo ha evolucionado la profesión desde que empezó a ejercer?
—Muchísimo, especialmente en el campo de la tecnología y en la disponibilidad de métodos de estudio y aparatos que ahora ya se usan a diario. Por otra parte, cuando empecé, la Medicina era mucho más clínica, nos fiábamos más de la valoración clínica, el martillito de reflejos, el alfiler para explorar la sensibilidad y la conversación con el enfermo.
— ¿Qué le diría a los residentes que se incorporan estos días?
—Les aconsejaría que hablen con sus pacientes, que se sienten en el borde de la cama y le cojan de la mano. Tienes que darte cuenta de que es un ser humano que sufre y tú estás en superioridad porque estás sano y él no. También les diría que si consideran que tienen que decirle algo al paciente, o hacer alguna prueba más, que lo hagan y no esperen al día siguiente.
—Tras 46 años trabajando, ¿cuál es el mejor recuerdo que guarda de sus años como médico?
—Hay miles de recuerdos y anécdotas. De algunas podríamos escribir un libro porque tienen mucha gracia, otras son más serias y tristes. Algo que, especialmente, me sorprende después de tantos años es que sigo pensando que nadie me conoce cuando voy por la calle, como me ocurría cuando llegué a Murcia siendo joven. Esa sensación la sigo teniendo, pero hay veces que entro a una tienda y se me acerca una dependienta, me saluda y veo que me tiene aprecio.

WhatsApp WhatsApp us
%d bloggers like this: