Consiguen el primer implante de vértebras impresas en 3D del mundo

Se está convirtiendo en un habitual y pronto dejará de sorprendernos para convertirse en algo totalmente normal, pero mientras tanto seguiremos imaginando todo lo que podremos ser capaces de hacer en unos años gracias a la revolución de la impresión 3D.
Las impresoras 3D, en manos de profesionales, dan lugar a cosas como esta: producir e implantar vertebras con total seguridad.
Eso es lo que ha ocurrido en Sídney, Australia, donde el neurocirujano Ralph Mobbs ha utilizado la impresión 3D para eliminar un tumor en la base del cráneo de un paciente de 60 años y sustituir las dos vértebras a las que había afectado.
No es la primera vez que se reconstruyen vértebras utilizando hueso del paciente, pero Mobbs decidió innovar y probar con la impresión 3D para lograr un mejor resultado.
Trabajó en conjunto con la empresa Anatomics, que no sólo se encargaron de imprimir en titanio el implante de las vértebras, sino que también crearon por impresión 3D varios modelos de la anatomíade la zona exactamente como la del paciente. ¿Para qué? de esta forma el neurocirujano podría ensayar la operación.
Pese a las facilidades, la operación duró más de 15 horas pero todo ha salido bien y el paciente ya se está recuperando. Este neurocirujano, al igual que otros profesionales del sector, tiene grandes expectativas en la impresión 3D, principalmente cuando se consiga mejorar la impresión de tejidos orgánicos, de modo que no se utilicen materiales como titanio, sino imprimir órganos utilizando las propias células del paciente.
No hace falta que soñemos con ello, ya se está llevando a cabo, no hay más que ver esta bioimpresora 3D capaz de crear estructuras de hueso, cartílago y músculos.

Equiparan implante cerebral con tortura; tratamiento contra hidrocefalia

Rodolfo Ondarza Rovira, especialista en Neurocirugía Estereotáctica y Funcional, es uno de los personajes que han denunciado el acto de negligencia médica.

El caso de los 500 pacientes del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía Manuel Velasco Suárez (INNNMVS) que fueron utilizados como “conejillos de indias”, al recibir un implante quirúrgico intracerebral en fase experimental, sin saberlo, ha llegado hasta instancias internacionales como la Organización de los Estados Americanos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con la petición de que sea catalogado como un crimen de lesa humanidad y posiblemente como una forma de tortura.

Esto bajo el argumento de que se afectó sistemáticamente a víctimas de grupos vulnerables, dañando su integridad física, moral, mental, social y económica.
Y es que dada la naturaleza del Instituto, al menos el 80 por ciento de las víctimas tenían un ingreso inferior a tres salarios mínimos y carecían de un régimen de seguridad social.
En 2010, la Red Solidaria Década Contra la Impunidad A.C., presidida por el obispo de Saltillo, monseñor Raúl Vera, presentó una denuncia ante la CIDH y entregó el listado de las víctimas con sus números de expedientes clínicos, siendo la primera vez que existe una denuncia ante un organismo internacional por la violación del derecho a la salud por parte de altos funcionarios de la Secretaría de Salud.
Ahora mismo, ésta sigue en proceso ante el organismo internacional.
Luego de prácticamente una década de denuncias por parte de médicos como Rodolfo Ondarza Rovira, neurocirujano subespecialista en Neurocirugía Estereotáctica y Funcional sobre el caso ante las instancias nacionales y la falta de respuesta para las víctimas, se solicitó la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para encontrar una solución a la realización ilegal de la cirugía experimental en seres humanos.
Tras plantear que la experimentación violó cerca de una docena de artículos del Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Investigación para la Salud, así como de diversas Normas Oficiales Mexicanas e internacionales durante más de una década, se le solicitó al organismo internacional hacer una investigación in situ, es decir, investigar directamente en México el caso.
Además establecer un comité para que se localice a las víctimas de la implantación del denominado “sistema de derivación ventrículo peritoneal de flujo continuo” patentado por Julio Sotelo, exdirector del INNNMVS, a fin de conocer su actual estado de salud e identificar a los pacientes que murieron por esta causa.
Asimismo, la petición realizada por la ONG que presentó el caso ante la CIDH se enfoca en la necesidad de que se conceda el resarcimiento, indemnización y asistencia social a las víctimas.
Demanda también declarar que el Estado mexicano ha violado las garantías de protección a la vida, toda vez que el procedimiento quirúrgico experimental fue efectuado reiteradamente contra grupos vulnerables por autoridades y funcionarios del Sector Salud del Estado mexicano, en perjuicio de la integridad física, mental y moral de las víctimas, con pleno conocimiento de causa por parte de dichas autoridades.
¿Qué es un delito de lesa humanidad?

El artículo 7 del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional establece que se entenderá por “crimen de lesa humanidad” cualquiera de los actos siguientes cuando se cometa como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil:
a) Asesinato.
b) Exterminio.
c) Esclavitud.
d) Deportación o traslado forzoso de población.
e) Encarcelación u otra privación grave de la libertad física en violación de normas fundamentales de derecho internacional.
f) Tortura.
g) Violación, esclavitud sexual, prostitución forzada, embarazo forzado, esterilización forzada o cualquier otra forma de violencia sexual de gravedad comparable.
h) Persecución de un grupo o colectividad con identidad propia fundada en motivos políticos, raciales, nacionales, étnicos, culturales o religiosos.
i) Desaparición forzada.
j) El crimen de apartheid.
k) Otros actos inhumanos que causen intencionalmente grandes sufrimientos o atenten gravemente contra la integridad física o la salud mental o física.
Fuente http://www.excelsior.com.mx/nacional/2015/12/17/1063937

Primer implante auditivo de tronco cerebral en EE.UU

Grayson Clamp, el primer niño de EE.UU en recibir un implante auditivo de tronco cerebral ha conseguido oír por primera vez después de que el dispositivo consiguiera reemplazar un nervio auditivo básico del que carece, informó este viernes la cadena CNN.
El niño nació sin nervio coclear, el que conecta el tronco cerebral a las ondas auditivas en el exterior, y había recibido un implante coclear, pero no funcionó debido a que carecía del conducto auditivo básico.
Sus padres adoptivos decidieron entonces apuntarle a un estudio clínico de la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU (FDA) en la Universidad de Carolina del Norte, que experimenta por primera vez con esta operación que hasta ahora se ha llevado a cabo en niños en Europa, pero en Norteamérica estaba limitada a adultos.
El pasado mes, Clamp se convirtió en el primer niño en completar la operación dentro del estudio, en el que participan otros nueve niños. El implante consiste en un procesador del discurso externo que, a través de un micrófono, traduce los sonidos en sus componentes de frecuencia y envía esa información a través de la piel hasta un dispositivo que estimula los electrodos del núcleo coclear de su cerebro, explicó a la CNN su cirujano, Craig Buchman.
“Él ya percibe sonidos, aunque no sabemos exactamente lo que oye”, indicó Buchman. “Estamos apoyándonos en la plasticidad de su cerebro para empezar a descifrarlo”.
Len Clamp, el padre adoptivo de Grayson, aseguró que el niño está empezando a descubrir la música, y a menudo enciende él sólo la radio. “Es lo más increíble que he visto nunca. Aún hay mucho que avanzar, pero vamos a lograrlo”, dijo Clamp a la CNN.

WhatsApp WhatsApp us
%d bloggers like this: