El Consell, condenado a indemnizar a una paciente tras quedarse parapléjica

La conselleria deberá abonar 185.000 euros a una mujer que sufrió paraplejia tras una intervención de cervicales

 La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha condenado a la Conselleria de Sanidad a indemnizar con 185.000 euros a una paciente que sufrió paraplejia por una mala praxis asistencial tras una intervención de cervicales.

La sentencia, facilitada a EFE por el Defensor del Paciente, estima parcialmente el recurso contencioso-administrativo presentado por la paciente frente a la resolución de la Conselleria de Sanidad que desestimó su reclamación de responsabilidad patrimonial, fijada inicialmente en 500.000 euros.
La paciente, P.C.H., de 60 años, ingresó en el Hospital General de Valencia el 2 de Febrero de 2005, para someterse al día siguiente a una intervención programada de dos hernias cervicales que, según dijo el neurocirujano a los familiares al finalizar la operación, “había salido muy bien”.
En la madrugada siguiente comenzó a no poder mover las piernas y el cuerpo, y hasta en tres ocasiones los familiares avisaron al personal de la sala, pero les dijeron que lo que le ocurría a la enferma era normal y no tomaron ninguna medida.
No fue hasta las 10.45 horas del 4 de Febrero cuando el neurocirujano ordenó un TAC y decidió volver a operarla de urgencia.
La sentencia, sobre la que se puede interponer recurso de casación, considera que “es evidente que existió una demora en realizarse la valoración por un neurocirujano de la clínica que manifestaba la paciente” y que las lesiones posteriores que sufrió la paciente “se hubieran podido superar se hubiera intervenido cuando comenzó a sentir los primeros síntomas”.
Como consecuencia de ello, la enferma padece secuelas medulares irreversibles que han producido una paraplejia en miembros inferiores y paresia en los superiores, con nulo control de esfínteres, limitando su actividad diaria al necesitar ayuda de otra persona.

Condenada una aseguradora a indemnizar 15.800 euros por no realizar estudios diagnósticos previos a una neurocirugía

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Madrid ha condenado a la aseguradora Sanitas a indemnizar con 15.800 euros a una paciente por no realizar estudios diagnósticos previos a una intervención de neurocirugía y por no informar de los riesgos

La víctima fue intervenida el 4 de mayo de 2011 como consecuencia de una espondilotistesis.
Antes de realizar la operación no se llevaron a cabo los estudios radiológicos necesarios para determinar el alcance de la lesión.

Tampoco se informó a la paciente de los riesgos de la cirugía de manera adecuada y el consentimiento informado, además de resultar insuficiente, fue exhibido y firmado el mismo día de la operación.

La evolución postquirúrgica fue insatisfactoria por lo que el 12 de mayo de 2011 fue necesario reintervenir para hacer lo que no se había realizado en la primera cirugía y descomprimir el nervio. No se informó a la paciente de los riesgos y no se le exhibió ningún consentimiento informado a pesar de que la operación aumentaba el riesgo de sufrir un desgarro de la duramadre.
La resolución estima los argumentos expuestos por el abogado de la citada asociación, apuntando que existió “una deficiente valoración de las pruebas diagnósticas previas a la primera cirugía consistentes en la no realización de las radiografías laterales en flexoextensión, lo que habría evitado la duplicidad de intervenciones con el agravamiento de los riesgos”.
Además, agrega que hubo “una clara infracción de la Ley 41/2002 antes de la realización de la 2a intervención consistente en la falta de consentimiento informado a pesar de que ambas operaciones eran muy diferentes y tenían riesgos distintos”.
En el curso del procedimiento se le ha reconocido una incapacidad Permanente con una Minusvalía del 50 %. En consecuencia, los Servicios Jurídicos de ‘El Defensor del Paciente’ interpondrán una nueva demanda para reclamar estos daños que no se reclamaron previamente, además de los perjuicios morales a familiares.
WhatsApp WhatsApp us
%d bloggers like this: