Nobel de Medicina para los padres del 'GPS cerebral'

 

El matrimonio noruego galardonado con el Nobel junto a John...

El matrimonio noruego galardonado con el Nobel junto a John O’Keefe.

El Instituto Karolinska ha anunciado en Estocolmo el Premio Nobel de Medicina y Fisiología 2014 para May-Britt y Edvard Moser, directores del Instituto de Neurociencias Kavli, en Noruega, y John O’Keefe por sus trabajos sobre la representación espacial en el cerebro.

J. O’Keefe.| Foto: Royal Society

Los tres premiados son considerados pioneros en la investigación sobre los mecanismos cerebrales para representar el espacio y el jurado ha reconocido sus hallazgos de las células que forman el sistema de posicionamiento espacial de nuestro cerebro y que nos permite saber dónde nos encontramos en cada momento o cómo llegar de un sitio a otro.
En 1971, John O’Keefe (Nueva York, 1939) descubrió el primer componente de este GPS cerebral, un tipo de célula nerviosa localizada en el hipocampo “y que está siempre activada cuando los ratones se encuentran en un cierto lugar de una habitación”, como explica el Jurado en su acta del premio. Al descubrir que al cambiar de ubicación en la sala, el cerebro de los roedores activaba otro grupo de células diferentes, O’Keefe concluyó que esta familia celular (denominadas células de lugar) componía una especie de mapa de lugar en nuestro cerebro.
Hubo que esperar hasta el año 2005 para que el matrimonio noruego formado por May-Britt (Fosnavag, 1963) y su marido Edvard Moser (Alesund, 1962) descubriese otra pieza clave de este mecanismo neurológico, otro tipo de células (denominadas de red o grid, en inglés) implicadas en un posicionamiento y localización más detallado en el espacio y que nos permiten navegar a través de un entorno complejo sin desorientarnos.
Aunque los estudios de estos tres pioneros de la neurociencia se llevaron a cabo sobre todo en ratones, estudios recientes con pacientes sometidos a técnicas neuroquirúrgicas, han permitido demostrar que el ser humano también dispone de esta compleja interconexión neuronal entre las células de lugar y las células de red que le permite relacionarse y moverse a través de un espacio físico.
O’Keefe -que ostenta el doble pasaporte estadounidense y británico- es en la actualidad director del Centro Sainsbury de Circuitos Neuronales del University College de Londres (Reino Unido), mientras que Moser y Britt dirigen el Instituto Kavli de Neurociencia y el Centro de Biología de la Memoria (KI/CBM) de Trondheim (Noruega).

Encuentran al niño con tumor cerebral sacado del hospital por sus padres

La Policía Nacional ha encontrado al niño británico de cinco años que el pasado martes fue sacado sin consentimiento médico por sus padres, ambos testigos de Jehová, de un hospital londinense en el que estaba ingresado por un tumor cerebral.
La familia King ha sido localizada en el hostal Esperanza del núcleo de población de Benajarafe, en el término municipal de Vélez-Málaga. El establecimiento está en la carretera Málaga-Almería y los padres llegaron acompañados de sus hijos. Según fuentes del negocio, la pareja iba con seis niños. No tenían reserva y contrataron dos habitaciones familiares. La Policía se personó en el hostal sobre las 20.00. Además de los agentes, hasta este punto de la Costa del Sol oriental se desplazó una ambulancia para trasladar al pequeño enfermo a un centro hospitalario.
La Interpol había informado a las fuerzas de seguridad españolas de que disponían aproximadamente de doce horas para localizar al niño ya que este portaba una máquina de alimentación con baterías que tienen autonomía para ese periodo de tiempo. Durante toda el día los agentes han estado rastreando teléfonos de familiares así como cuentas de la red social para su localización. Los King se llevaron a su hijo del hospital general de Southampton, en el sur de Inglaterra, en el que Ashya llevaba tiempo ingresado allí y se recuperaba de una delicada operación a la que había sometido apenas una semana antes.
Fue la recepcionista del establecimiento la que dio aviso a la policía ya que había visto en televisión el aviso solicitando ayuda para localizar al niño, informa Efe. Y fue un hijo mayor el que hizo el registro en el hostal y solicitó que abriese el garaje para aparcar el vehículo, que tenía las lunas tintadas. Al introducir el coche la trabajadora se percató de que la matrícula coincidía con la del automóvil que buscaba la policía, por lo que avisó al 091.

WhatsApp WhatsApp us
%d bloggers like this: